Comportamiento de la gata posparto

¿Qué esperar de una gata en los primeros días después de dar a luz y qué hacer? Una de las etapas importantes de la vida de nuestras mascotas es el nacimiento y la descendencia. El embarazo en gatos dura aproximadamente 9 semanas. Cada huésped observa los cambios que ocurren con la madre gata durante este período. ¿Cómo se comportará un gato después del parto? ¿Qué comportamiento se espera de ella y cómo puedo ayudar a mi mascota en diversas situaciones? 

Comportamiento del dueño de la gata que está en posparto

En primer lugar, el dueño del gato debe proporcionar consuelo al animal y a su descendencia. Silencio, ausencia de sonidos agudos y fuertes, además de fácil acceso a comida y agua: esta es la base de la comodidad para un gato. Una nueva madre necesita un cambio, necesita más comidas. Sin embargo, en las primeras horas e incluso un día después del parto, el gato puede no comer nada, y no hay nada alarmante en esto. Los alimentos deben ser ricos en todos los elementos necesarios, vitaminas y minerales.  

Después del nacimiento, los instintos naturales de la madre gato surten efecto y el animal comienza a proporcionar a su descendencia todo lo necesario: leche, calor, limpieza y seguridad. Por lo tanto, los gatos se lamen con mayor frecuencia e intensidad a los gatitos. Si de repente un gato primogénito no sigue la higiene, debes ayudarlo y limpiar a los gatitos con un paño húmedo. 

Gata posparto crías
Gata posparto crías

Las necesidades del animal durante este período de la vida están cambiando cualitativamente, el gato da a los bebés casi todo el tiempo, no presta atención a los juegos y otras actividades habituales. No se preocupe: tan pronto como los gatitos crezcan, todo volverá a su curso habitual. En la mayoría de los casos, los gatos cuidan bien a sus crías y no surgen problemas. 

Cambios a tener en cuenta de la gata posparto

Pero, desafortunadamente, también hay cambios negativos en el comportamiento del gato biológico. A veces sucede que un gato rechaza a los gatitos, los ignora. En tales casos, el gato debe ser traído y acostado con gatitos. Y si el animal aún se niega a realizar tareas maternas, entonces tendrá que buscar otra enfermera o alimentar a los gatitos por su cuenta. 

Sucede que un gato se vuelve más desconfiado de los dueños y otros animales en la casa, escondiéndose en lugares apartados. Esto puede deberse a un sentimiento de inseguridad para ellos y sus descendientes. Para evitar complicaciones, un gato con gatitos debe aislarse en una habitación tranquila, restringir el acceso a otros animales y personas, y evitar el contacto táctil por primera vez. El gato debe sentirse seguro y sus gatitos son muy importantes. 

En cualquier caso, no importa cuál sea el comportamiento del propietario que se observa en su mascota, no debe haber castigo, de lo contrario, el gato puede experimentar aún más estrés y el propietario también se convertirá en una fuente de sentimientos negativos. No olvide que la causa de un comportamiento extraño también puede ser malestar. Por lo tanto, si encuentra reacciones negativas al dar a luz a un gato, debe comunicarse con su veterinario para obtener ayuda y asesoramiento. 

Deja un comentario